lunes, 1 de diciembre de 2008

Yasmim

Érase una vez un genio que vivió 2.000 años antes de Cristo. El genio poseía el poder de la lámpara mágica, pero solo podía dar 3 deseos a cada persona.
Un día de verano vino una princesa llamada Yasmim que le dijo:

- ¡Quiero un único deseo!

- ¿Cuál? -preguntó el genio.

- ¡Ser feliz con un príncipe! -respondió Yasmim.

El genio la obedeció. Entonces, un día, Yasmim encontró un príncipe en una alfombra voladora y la invitó a probarla. Ella aceptó.
En el camino, ellos se enamoraron. Pasados unos meses se casaron y fueron felices.

Chantrelly, 5º A

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

1. Presta atención y no cometas faltas de ORTOGRAFÍA.
2. Revisa el texto antes de enviarlo.