domingo, 18 de octubre de 2009

El traficante de órganos


El día 1 de noviembre de 2008, durante la fiesta de Hallowen, la familia Calle Carmona fue a ver un espectáculo en el que había un mago muy malo.

Al final de la actuación hizo un hechizo, que se descontroló y, de repente, aparecieron unos espíritus destrozando el local y asustando a todos los que estaban allí; se llevaron a todos los niños y niñas, entre las que había una llamada Carmen.

Al cabo de unos días y después de las denuncias hechas por los padres y madres que asistieron al espectáculo, la policía encontró a todos los niños y niñas dentro de una habitación en un edificio cercano al lugar de los hechos. El mago y todos sus cómplices “espíritus” fueron detenidos y encarcelados. Carmen volvió sana y salva a su casa.

El mago y sus secuaces habían secuestrado a los niños para el tráfico de órganos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

1. Presta atención y no cometas faltas de ORTOGRAFÍA.
2. Revisa el texto antes de enviarlo.