sábado, 17 de octubre de 2009

Un robo infantil

El martes día 13 de octubre de 2009 Rocío Contreras Rodríguez entró en el colegio Octavio Augusto por la noche a robar un ordenador. Para ello, por la mañana, sin que nadie se diese cuenta, cogió la llave de repuesto para abrir el colegio.

A ella hace pocos días se le estropeó el ordenador y le dijo a sus padres que le compraran otro. Los padres le dijeron que no y decidió que, como en el colegio había muchos, robar uno sin que nadie se diese cuenta. A la mañana siguiente vieron los profesores que faltaba un ordenador en la clase de ordenadores y pensaron que fue un robo. Era así.

Pero Rocío fue sincera y le dijo a sus padres y a los profesores que fue ella. Mereció un castigo del colegio y de sus padres. En el colegio le pusieron un castigo de 3 días de expulsión y sus padres le castigaron 2 meses sin salir.

Ella cumplió su castigo y aprendió lo peligroso que es hacer algo que no se debe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

1. Presta atención y no cometas faltas de ORTOGRAFÍA.
2. Revisa el texto antes de enviarlo.