miércoles, 12 de noviembre de 2008

EL CALCETÍN PERDIDO

El rescate

Nec era un calcetín muy joven, que vivía en un cuarto con otros calcetines.

Un día se oyeron unos pasos. Todos los calcetines salieron corriendo, y cada uno de ellos se escondía en un lugar seguro: en un hueco al lado de la mesa, dentro de algún libro… pero NUNCA DEBAJO DE LA CAMA.

La razón por la que ningún calcetín se escondía debajo de la cama era porque la mamá de Tim, el niño que vivía en ese cuarto, creía que este se dedicaba a esconder allí sus calcetines sucios para que no los lavara su madre.

Pero Tim no los escondía. Al entrar en el cuarto la mamá de Tim empezó a rechistar mientras buscaba los calcetines que estaban sucios.

Cuando miró debajo de la cama, se encontró uno: era Nec.

El pobre no sabía que al esconderse debajo de la cama la mamá de Tim lo encontraría.

Acto seguido, la madre cogió el calcetín, lo echo en el cesto de la ropa sucia y se dirigió al lavadero.

Cuando salió del cuarto, todos los calcetines empezaron a urdir un gran plan: “El rescate de Nec”.

Por otro lado, la madre de Tim estaba preparando la lavadora y… cuando ya tenía la ropa dentro – incluido a Nec- fue a echar el detergente... ¡Qué catástrofe, no quedaba apenas nada de detergente!

La mamá de Tim cogió el coche para ir al supermercado a comprarlo.

En ese momento aparecieron los demás calcetines, para salvar a Nec.

Este no podía andar, le faltaba el hilo del pie derecho.

El tiempo se agotaba y los demás calcetines decidieron llevarlo a cuestas hasta la habitación de Tim.

La tropa de los calcetines llevó a Nec por las escaleras hasta el cuarto…Nec se había salvado por los pelos.



Trabajo realizado por: Celi@ García Fernández. Fecha: 9/11/08

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

1. Presta atención y no cometas faltas de ORTOGRAFÍA.
2. Revisa el texto antes de enviarlo.