viernes, 7 de noviembre de 2008

La excusa perfecta de Manuel Crespo

Cuando yo me levanté de la cama y desayuné, no encontraba los libros y resulta que mi perro tenía un cacho de papel en la boca mientras que estaba acurrucado. Entonces sospeché que mis libros rotos estaban en la cama del perro.
Manuel Crespo, 5º A

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

1. Presta atención y no cometas faltas de ORTOGRAFÍA.
2. Revisa el texto antes de enviarlo.