domingo, 30 de noviembre de 2008

El triste paseo de la princesa

Había una vez, hace mucho tiempo, una princesa llamada Estrella.

Tenía el pelo rubio y los ojos azules, le gustaba llevar un vestido rosa, unos pendientes largos y zapatos de tacón blancos, y le gustaba montar a caballo.

Un día, estaba paseando con su caballo y se encontró con un mago muy malo. El mago le hizo un hechizo a Estrella y la convirtió en rana. Después estuvo largo rato riéndose de la princesa. Ella lloraba desconsolada.

Los animalitos del bosque se pusieron tristes y a la vez furiosos porque estaba haciendo sufrir a la bella niña. Todos dejaron de ser sus amigos y el mago pensó que se iba a sentir muy solo en su querido bosque, por lo que al cabo de un rato, el mago dejó de reírse de ella, pero la princesa seguía siendo una rana

Finalmente, al mago le dio pena y la convirtió otra vez a su estado normal. La princesa dejó de llorar y le dio las gracias al mago y a todos los animales del bosque.

Después el mago y la princesa fuero grandes amigos.
Franci, 5º A

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

1. Presta atención y no cometas faltas de ORTOGRAFÍA.
2. Revisa el texto antes de enviarlo.